Que alegria amigo que entres a esta Casa .Deja tu huella aqui. Escribenos.

Se alegra el alma al saber que tu estas aqui, en nuestra casa de paz

Amigo de mi alma tengo un gran deseo en mi corazon Amar a Dios por todos aquellos que no lo hacen hoy. ¿Me ayudas con tus aportes de amor cada vez que entres aqui? dejanos tu palabra de bien, tu gesto amoroso hacia Dios y los hermanos.

Seamos santos. Dios nos quiere santos

Adri

Seremos c ompletamente libres ,si nos determinamos a no consentir mas ante el pecado.

Seremos c ompletamente libres ,si nos determinamos a no consentir  mas ante  el pecado.
Determinemonos en el deseo de llegar a ser santos.

Amigos que entran a esta Casa de Paz. Gracias por estar aqui. Clikea en seguir y unete a nosotros

domingo, 24 de octubre de 2010

Movimiento unido por la paz del mundo de la red hace desagravio y reparacion por los ultrajes al Santisimo Cuerpo de Jesus. El programa que conduce Petinato

El martes 28 de setiembre, en el programa Un Mundo Perfecto del animador Roberto Petinato,  ironizaron y se burlaron del  SANTISIMO CUERPO DE JESUS. Dios los perdone por tanto mal.

Movimiento unido por la paz hace reparacion y desagravio por todos los ultrajes al Santisimo
  1. Bendito sea Dios.
    Bendito sea su Santo Nombre. 
    Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios y verdadero Hombre.
    Bendito sea el Nombre de Jesús.
    Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
    Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
    Bendita sea la excelsa Madre de Dios, María Santísima.
    Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción.
    Bendita sea su gloriosa Asunción.
    Bendito sea el Nombre de María, Virgen y Madre.
    Bendito sea San José, su castísimo Esposo.
    Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

    Gloria al Padre.

    ACTOS DE DESAGRAVIO A JESUCRISTO POR LOS PECADOS PÚBLICOS Y PRIVADOS

    Señor mío Jesucristo, que os ofendéis con la culpa y os aplacáis con la penitencia: oíd benigno las súplicas con que imploramos vuestro perdón y misericordia. No nos castiguéis por nuestros innumerables pecados, sino perdonadnos por vuestra infinita misericordia.

    Os rogamos, Señor, por los que no os ruegan; os bendecimos por los que os maldicen; os adoramos por los que os ultrajan, y por nosotros os pedimos perdón y misericordia.
    Por nuestros pecados, por los de nuestros padres y hermanos, por los de nuestros amigos y enemigos, por los del mundo entero.

    Misericordia, Señor, misericordia.

    Por nuestra soberbia, por nuestros odios y rencores, por nuestros desprecios de los pobres, por nuestros abusos de los débiles:

    Misericordia, Señor, misericordia.

    Por nuestras avaricias, por las usuras e injusticias, por los fraudes y robos, por el lujo y profusión de los gastos:

    Misericordia, Señor, misericordia.

    Por las deshonestidades, por las conversaciones impuras, por las infidelidades de los esposos, por el libertinaje de los jóvenes:

    Misericordia, Señor, misericordia.

    Por los escándalos de los teatros, televisión, cine, libros, espectáculos, por la obscenidad de los cantares, por el desenfreno de las diversiones:

    Misericordia, Señor, misericordia.

    Por la provocación de las pinturas, por la desvergüenza de las revistas obscenas, por el descaro en las acciones, por la indecencia en los vestidos:

    Misericordia, Señor, misericordia.

    Por la mala educación de los padres, por la indocilidad de los hijos, por la insubordinación de los súbditos, por los abusos de los gobernantes:

    Misericordia, Señor, misericordia.

    Por la cobardia y debilidad de los tibios, por las hipocresias y respetos humanos, por el atrevimiento y procacidad de los impíos, por la apostasía de los gobiernos y naciones:

    Misericordia, Señor, misericordia

    Por la libertad de cultos, por las insolencias de la prensa, por la libertad de conciencia y por todas las libertades contrarias a vuestras leyes:

    Misericordia, Señor, misericordia.

    Por las blasfemias en las calles, por las blasfemias en los periódicos, por las blasfemias en las cátedras, por las blasfemias en los libros:

    Misericordia, Señor, misericordia.

    Por la profanación de los días festivos, por la irreverencia en los templos, por el robo de las iglesias y sagrarios, por los insultos a las sagradas imágenes:

    Misericordia, Señor, misericordia.

    Por las maquinaciones de la masonería, por los crímenes políticos, por el desenfreno de los sistemas políticos, por las maldades de las sociedades anticristianas:

    Misericordia, Señor, misericordia.

    Por el despojo del Papa, por la persecución a los Obispos, por la opresión de las órdenes religiosas, por los insultos al sacerdocio:

    Misericordia, Señor, misericordia.

    Por el desprecio de Jesucristo, por la negación de su divinidad, por el menosprecio de sus sacramentos, por la persecución a su iglesia:

    Misericordia, Señor, misericordia.

    Por los malos sacerdotes, por los malos jueces, por los malos soldados, por los malos gobernantes:

    Misericordia, Señor, misericordia.

    Oración: ¡Oh Dios, de quien es propio compadecerse siempre y perdonar! Escucha nuestra oración, para que vuestra piadosa misericordia nos absuelva completamente a nosotros y a todos cuantos están encadenados al pecado. Lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

    Actos de adoración y desagravio al Santísimo Sacramento

    1.Os adoro profundamente, oh Jesús mío sacramentado, y os reconozco por verdadero Dios y verdadero Hombre; con este acto de adoración es mi deseo suplir la tibieza de tantos cristianos que, al pasar por delante de vuestros templos, y aun muchas veces estando delante del Sagrario donde os dignáis permanecer continuamente con amorosa impaciencia de comunicaros con vuestros fieles, ni siquiera os saludan, y con su indiferencia muestran estar, como los israelitas en el desierto, hastiados de este maná celestial.

    En desagravio de tan culpable tibieza, os ofrezco la sangre preciosísima que derramasteis por vuestras llagas, especialmente por la de vuestro Costado, y, encerrado espiritualmente, en ella, repito una y mil veces:

    Bendito y alabado sea en todo momento el santísimo y divinísimo Sacramento.

    Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

    2. Os adoro profundamente, oh Jesús mío, y creo que estáis presente en el Santísimo Sacramento, y con este acto de adoración es mi deseo suplir la ingratitud de tantos cristianos que, al veros llevar a los enfermos para ser su Viático en el gran viaje de la eternidad, no os acompañan y apenas si se dignan honraros con un acto externo de adoración.

    En desagravio de tanta frialdad, os ofrezco la Sangre preciosísima que derramasteis por vuestras llagas, especialmente por la de vuestro Costado, y, encerrado espiritualmente en ella, os digo una y mil veces:

    Bendito y alabado sea en todo momento el santísimo y divinísimo Sacramento.

    Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

    3.Os adoro profundamente, oh Jesús mío, verdadero Pan de vida eterna, y con este
    acto de adoración es mi deseo desagraviaros de tantas heridas que causa cada día a vuestro Corazón la profanación de las iglesias, donde os dignáis permanecer bajo las Especies sacramentales, para ser amado y adorado de vuestros fieles.

    En desagravio de tantas irreverencias, os ofrezco la Sangre que derramasteis por vuestras llagas, especialmente por la de vuestro Costado, y, encerrado espiritualmente en ella, repito cada instante:

    Bendito y alabado sea en todo momento el santísimo y divinísimo Sacramento.

    Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Aqui puedes leer mas mensajes del Movimiento.

Administracion general y adjuntos

Pidamos la humildad

Oh Jesús! Manso y Humilde de Corazón,
escúchame:

del deseo de ser reconocido, líbrame Señor
del deseo de ser estimado, líbrame Señor
del deseo de ser amado, líbrame Señor
del deseo de ser ensalzado, ....
del deseo de ser alabado, ...
del deseo de ser preferido, .....
del deseo de ser consultado,
del deseo de ser aprobado,
del deseo de quedar bien,
del deseo de recibir honores,

del temor de ser criticado, líbrame Señor
del temor de ser juzgado, líbrame Señor
del temor de ser atacado, líbrame Señor
del temor de ser humillado, ...
del temor de ser despreciado, ...
del temor de ser señalado,
del temor de perder la fama,
del temor de ser reprendido,
del temor de ser calumniado,
del temor de ser olvidado,
del temor de ser ridiculizado,
del temor de la injusticia,
del temor de ser sospechado,

Jesús, concédeme la gracia de desear:
-que los demás sean más amados que yo,
-que los demás sean más estimados que yo,
-que en la opinión del mundo,
otros sean engrandecidos y yo humillado,
-que los demás sean preferidos
y yo abandonado,
-que los demás sean alabados
y yo menospreciado,
-que los demás sean elegidos
en vez de mí en todo,
-que los demás sean más santos que yo,
siendo que yo me santifique debidamente.

McNulty, Obispo de Paterson, N.J.
Se ha producido un error en este gadget.

Tumba del Santo Padre Pio.

Tumba del Santo Padre Pio.
Alli rece por todos uds. Giovani Rotondo julio 2011

Rueguen por nosotros

Padre Celestial me abandono en tus manos. Soy feliz.


Cristo ten piedad de nosotros.

Mientras tengamos vida en la tierra estaremos a tiempo de reparar todos los errores y pecados que cometimos. No dejemos para mañana . Hoy podemos acercarnos a un sacerdote y reconciliarnos con Dios,

Tu eres Pedro y sobre esta piedra edificare mi Iglesia dijo Jesus

Jesucristo Te adoramos por todos aquellos que no lo hacen . Amen

Etiquetas